TANKA: POEMA JAPONÉS ESCRITO EN DOS ESTROFAS SEGUIDAS, CON SILABIZACIÓN 5-7-5-7-7

Todos aquellos comentarios que se escriban en forma de TANKA en este blog, serán posteados, salvo expreso deseo del autor

martes, enero 09, 2007

Alicia creció

*Fotografía "Go ask Alice" de Lissa Hatcher

Alicia rompió
sus quimeras y creció.
Atrás quedaron
fiestas y jardines de
rosas ahora secas.
9 de enero de 2007
Alicia dejó
de ser naipe de azar
y se propuso
crear sus propias reglas,
cuidar sus propias rosas.
*escrito por Zooey
Peter Pan creció
Alicia lo miraba,
cortaron flores,
deshojaron margaritas,
infantes se quedaron.
*escrito por Aiguamel
La hora del té
ya no le dice nada
el conejo habla
sin que ella lo mire...
“Cómeme” o “Bébeme”.
*escrito por Nika

12 comentarios:

zooey dijo...

Alicia dejó
de ser naipe de azar
y se propuso
crear sus propias reglas,
cuidar sus propias rosas.

GUINEVERE dijo...

¿Y quién es Alicia?

TOROSALVAJE dijo...

Alicia creció y la fastidió.

Beso.

Anónimo dijo...

Peter Pan creció
Alicia lo miraba,
cortaron flores,
deshojaron margaritas,
infantes se quedaron

Anónimo dijo...

Ya volveran a florecer y volvera a disfrutar.

Un abrazo

DaliaNegra dijo...

Qué precioso poema has escrito,Noa...
Un beso*

Anónimo dijo...

Alicia es la chica más maravillosa.

Saludos

Anónimo dijo...

La hora del té
ya no le dice nada
el conejo habla
sin que ella lo mire...
"Cómeme" o "Bébeme"

Badanita dijo...

Y còmo es Noa de grande? Conserva algo de Alicia?

Petons :)

pedrodelcanto dijo...

La Luna desvelada aquella noche.


Sucumbió la noche,
Sobre mis ojos
Donde la Luna,
Sin darme cuenta me seguía
Y entre miradas
La luna tenía un velo de nubes,
Casi musulmanas,
Casi traslucidas
Que al mirarle bien
Tras el velo
Su rostro aparecía
Tiritaban mis pasos
A ese sorprendente encuentro
Y al mirarle en la Luna,
La seguí serpentinamente
Y es allí donde despertó mi locura,
Que nació,
Justo al despertar mis sueños,
Y recordé
Todo su encuentro en mi alma,
En un rayo instantáneo
Y fue en ese instante,
Dónde nació y murió mi osadía,
Estiré mis brazos
Hacia los cielos
Y cuando a punto
De tocarle estuve
La luna desapareció
Ante mis ojos,
Y siempre una vez al mes,
Busco entre los cielos
Esa luna de colores
En que su imagen apareció
Y sin entender como ni cuando,
Esa luna esa noche
Permitió
Que ella fuese mía.

Anónimo dijo...

Y al crecer perdemos parte de esa inocencia que poseíamos.
Salu2:))

Anónimo dijo...

"Y desperto, haciendo de aquel alrededor; un despertar magico, y de aquel sueño; su muerte."

Maravillas las que se nos ocurren ..........